MANTARRAYA » Un pez que vuela dentro del agua

La mantarraya es un pez muy diferente a los demás; esta majestuosa especie se conoce por ser uno de los peces más grandes que existen; y aunque parezcan intimidantes, realmente son muy pacíficas y hasta sociables con los humanos. Se caracterizan por su peculiar nado, donde pareciera que estuvieran volando dentro del agua. Sin embargo, es un pez vulnerable y por eso se ha visto afectada en su entorno. Es un fascinante animal que es vertebrado, debido a que tiene una espina dorsal o espinazo.

Características que diferencian a la Mantarraya de otros peces

La mantarraya es un pez que puede llegar a medir hasta 9 metros de largo y 3 metros de ancho. Su cabeza es bastante ancha, en la cual se evidencian a cada lado sus ojos y al frente una nariz larga. Solo existen dos tipos específicos de Mantarraya:

  • La manta alfredi
  • Y la manta birostris

Es un animal vertebrado, ya que posee una espina dorsal y un esqueleto cartilaginoso en todo su dorso; además de eso, posee un cuerpo redondo, unas alas de los lados y unos lóbulos externos en el frente de una boca bastante grande. Además, te sorprenderá saber que no tienen dientes en el maxilar superior. Sin embargo, cuenta una gran cantidad de dientes en su mandíbula inferior; llegando a tener incluso 18 filas de estos.

En los extremos de su cuerpo se pueden apreciar las aletas pectorales, las cuales son bastante grandes y de forma triangular. Además, posee unas estructuras muy peculiares y que otros animales no tienen en su boca, estas se conocen como lóbulos cefálicos y las aprovechan al máximo, sobre todo para comer. En la parte de abajo de su cuerpo se pueden apreciar las branquias.

¿Cómo es la piel de la Mantarraya?

Al tocar una mantarraya, se puede sentir que es muy áspera su piel; y es así porque tiene dentículos dérmicos cónicos, los cuales se parecen a las estructuras de los dientes. Cabe destacar que este animal tiene en toda su piel una delgada capa pegajosa, la cual lo protege de posibles infecciones.

El color de su piel es muy variado, ya que cada pez posee un patrón único de manchas que lo identifica personalmente; algo parecido a una huella digital. Normalmente la parte de arriba de la mantarraya es de color oscuro, como negro o incluso marrón; pero su parte de abajo es más bien de color blanco. Tiene una aleta dorsal pequeña que se ubica en la parte de arriba de su cuerpo, justo al empezar su cola. Esta no es venenosa, es larga y delgada; la cola de la mantarraya gigante es algo aplastada, pero más corta que su cuerpo.

Dato curioso sobre este pez

Es un animal que habita en los mares de aguas templadas, por lo tanto las podemos encontrar en todo el mundo. Pueden vivir hasta 50 años. Poseen el cerebro más grande, comparándolas con los demás peces. Un dato muy curioso de la mantarraya es que los científicos no han logrado descubrir si estos peces duermen; la teoría es que algunas funciones de su cerebro se apagan, en particular las que no son tan necesarias; pero las que sí son importantes, como las que se encargan de los movimientos de nado, siempre están activas; esta capacidad es algo que aún no logran explicar los científicos.

La Mantarraya y su reproducción

En cuanto a su madurez sexual, no se conoce específicamente cuál es la edad en la que ocurre. La reproducción de la mantarraya es por medio de huevos, aunque su madre no los libera, ella los da a luz cuando han salido del huevo; esto se debe a que es un animal ovovivíparo. Su fertilización es de forma interna, lo cual significa que los dos peces se unen de manera sexual.

Esta fertilidad es muy baja comparada con otros peces; sucede así porque la hembra puede tener 1 o 2 crías como máximo al mismo tiempo. Este animal vertebrado da a luz una vez cada 2 a 5 años. Además, pueden seguir reproduciéndose por aproximadamente 30 años. Por otro lado, la mitad de los nacimientos de los peces ocurren durante los primeros 24 años.

Alimentación

Es un animal carnívoro; la mantarraya consume grandes cantidades de zooplancton, unos pequeños animales formados por las bacterias, foraminíferos, larvas de peces, crustáceos, radiolarios, y rotíferos, todos estos son seres microscópicos. Este pequeño animal es un alimento muy nutritivo para la mantarraya, además de aportarle bastante energía al pez.

La mantarraya es un animal vertebrado bastante tranquilo y muy pacífico, que no representa ningún peligro para los humanos. Estas no cuentan con un aguijón venenoso, el cual sí tienen sus parientes, y siempre han mostrado un comportamiento curioso ante la proximidad de los seres humanos. Debido a esto han tenido gran fama para las personas que aman practicar el submarinismo o el buceo, actividad que suele realizarse en los arrecifes de playas tropicales.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…